El uso doméstico de gas y gasoil por calderas de agua tiene los días contados en la Unión Europea. Dentro de los objetivos europeos de sostenibilidad se encuentra la eliminación progresiva de estos combustibles fósiles. Una primera fecha tope: el año 2023.

Se han de empezar a eliminar las calderas de uso doméstico que funcionan con combustibles gas o gasóleo. A partir de 2023, los aparatos más contaminantes con categoría G, y en 2025 tocará eliminar las calderas de uso doméstico que lleven etiqueta de eficiencia energética F.

Es uno de los objetivos del cambio climático de la UE para el año 2030 y que todos nosotros deberemos cumplir.

Si no se toman estas medidas que pueden parecer un poco contundentes, no se llegará a alcanzar los ambiciosos objetivos de las Naciones Unidas: El pacto que se firmó en la Cumbre climática de París en 2015.

Reglamento de la Unión Europea que debemos cumplir

Tienes que saber que existe toda una batería de normativas de la Unión Europea que regulan el cambio climático y que te afectan directamente. De hecho, interpelan a todas las personas de la Unión Europea, sin excepción. Son estrategias en clave de futuro, acciones de todos los sectores, energéticos, económicos y sociales pensadas para alcanzar estos objetivos ambiciosos:

  • Llegar 2030 con una reducción del 40% de emisiones en referencia a 1990
  • Alcanzar la neutralidad climática dentro de la Unión Europea en 2050
  • No dejar ninguna región de la Unión atrás en este reto

En este sentido queremos referenciar el Reglamento 2015/1189 del 28 de abril regula el sector de las calderas. Esta iniciativa legislativa hecha precisamente en 2015 proyecta unos requisitos de obligado cumplimiento muy específicos para sistemas térmicos para el uso doméstico.

Además recoge una regulación de la UE que complementa nuestro Código Técnico de la edificación en materia de eficiencia energética.

Es una normativa que implementa dos líneas de acción estratégicas basadas en el etiquetado de eficiencia energética y en el diseño ecológico.

Etiquetado por el uso doméstico de las calderas

El etiquetado vigente y obligado por todos los países de la Unión Europea impulsa la revisión de la eficiencia energética. Así las calderas de uso doméstico ya instaladas verán revisadas sus calificaciones y las más bajas (G) deberán desaparecer antes del 2023.

Esta reestructuración del etiquetado de eficiencia energética hará que las categorías más altas se reserven por aparato de alto rendimiento con energías limpias y sostenibles.

Diseño ecológico

En este mismo Reglamento 2015/1189 del 28 de abril la Unión Europea determina de manera muy concreta las medidas que deben tomarse para observar todos los requisitos en materia de diseño ecológico para calderas de uso doméstico y otros equipos térmicos que utilizan combustible sólido.

Tanto si te encuentras que tu caldera de uso doméstico ya tiene unos años como si te planteas instalar una nueva, no tienes que preocuparte. Sólo tienes que contactar con una empresa especializada en servicios térmicos, de calefacción y renovables. Ellos son los profesionales que podrán asesorarte en todo lo que necesites.

Somos Grau Sistemes Tèrmics y nos encontrarás en Olot, Girona. Te aconsejamos sobre calderas de uso doméstico eficientes, normativas y renovables. Haz tú también lo que nuestro futuro se merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba