Para acertar en la potencia del radiador eléctrico que quieras instalar en las habitaciones de tu hogar, debes tener en cuenta los parámetros que explicamos a continuación. Una vez identificados sus valores, ya podrás aplicar la fórmula de cálculo y determinar la potencia calorífica necesaria en cada espacio de tu casa.

Zona climática donde se encuentra la vivienda

Estos es uno de los datos a tener presente, ya que no es lo mismo vivir en un territorio con clima templado que encontrarse en medio de la montaña. En Cataluña tenemos tres zonas climáticas; zona B, C y D. Se descartan la zona más cálida que es la A y la más fría que es la E. Esta información sobre todas las zonas climáticas se puede consultar en el Código Técnico de la Edificación. Una vez identificada la zona, sabrás el coeficiente que deberás usar: 0,95 para la zona B; 1,04 por la zona C; 1,12 por la zona D.

Superficie del espacio a calentar

Este es otro dato básico para poder determinar la potencia del radiador eléctrico que decidas colocar. Tienes que calcular cuántos metros cuadrados tiene el espacio disponible y la cifra resultante será válida para habitaciones con una altura de 2,50 metros. Si el espacio tiene el doble de altura, multiplica por dos esta superficie.

Orientación del edificio

Parece evidente que no puede ser el mismo una vivienda orientado al Sur, que siempre recibirá más calor natural proveniente de Sol, que otro que se encuentre orientado al Norte y eso hay que tenerlo presente para hacer el cálculo posterior. Si tu hogar tiene una orientación Sur, el valor que se utilizará es 0,92 y si su orientación se Norte el coeficiente será 1,12. Las viviendas orientadas al Este o al Oeste tienen un 1 como valor de referencia.

Aislamiento

Aspecto muy determinante a la hora de decidir una potencia de calor más o menos alta, porque como es obvio pensar, en una vivienda con pocos elementos de aislamiento la potencia del radiador eléctrico deberá ser más alta. En este caso los valores de cálculo son 0,93 para viviendas muy aislados, 1 por aislamientos moderados y 1,10 para edificios sin esta protección.

Llega el momento de aplicar la fórmula:

Espacio x Orientación x Aislamiento x zona climática x 85 = Potencia calorífica necesaria en W.

Por lo tanto, una vivienda de 100 metros cuadrados, ubicado en una zona climática B, orientado al Este y con aislamiento óptimo, tendría el siguiente cálculo:

100 x 1 x 0,93 x 0,95 x 85 = 7509,75 W de potencia.

De acuerdo con el resultado, en esta casa de 100 metros cuadrados, se podrían instalar 10 emisores eléctricos de 750 W cada uno, con la garantía de que la potencia de estos radiadores eléctricos sería la correcta.

En Grau Sistemas Tèrmics, tenemos personal especializado sobre la potencia de los radiadores eléctricos para tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba